Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
El Temperamento de los Bebés y Niños Pequeños

RSS
Estimada Alina,
A mi hijo de diez meses le cuesta trabajo convivir con gente nueva. Se siente incómodo con adultos desconocidos y a veces ni muestra interés en niños de su misma edad. ¿Qué puedo hacer?
Vanessa Villarreal
Consejos de Alina
Alina Rosario
Alina Rosario
Presentadora
  • Preste atención a las reacciones de su bebé
  • Respete y acepte el temperamento de su bebé
  • El temperamento de un niño no es ni bueno ni malo
  • Esté consciente de su propio temperamento
Consejos de un experto
Ascensión Amado
Ascensión Amado
Terapeuta clínica
Desde el momento en que nace un niño, él o ella nace con un temperamento que proviene de sus genes y de cómo reacciona al ambiente que lo rodea. Si a un bebé no le gusta interactuar, presentará signos de incomodidad. Esto revela algo de su temperamento, que es un niño más callado. Si este niño no interactúa con otro niño, no es una señal de algún problema, siempre y cuando gatee, aplauda y coma normalmente. Es totalmente normal que un niño no quiera interactuar con otros niños. Si él interactúa normalmente con su mamá, entonces todo anda bien. Simplemente quiere decir que le gusta estar con gente a la que ya conoce. Podría ser parte de su temperamento que no le guste explorar mucho.

El bebé nace con el temperamento, el cual luego se convertirá en su personalidad. "Temperamento" es la mejor palabra que se ha usado para definir las características de la personalidad de un niño cuando está creciendo. Esta no es una definición permanente de la personalidad del niño porque aún necesita reaccionar al ambiente que lo rodea. A algunos niños les molesta muchos ambientes. Sin embargo, otros se adaptan fácilmente a los ambientes. Los adultos deben entender, esperar y responder consecuentemente. Una manera de entender el temperamento de un niño es observando sus hábitos para dormir. Algunos niños se quedan dormidos más fácilmente que otros, así que podemos notar algunas características en base a esto.

Hay diferentes tipos de temperamentos en los niños: nervioso, tranquilo, inquisitivo, pasivo, con mucha iniciativa, pensativo, meditabundo, reactivo, intranquilo, etc. El comportamiento también depende de la edad del niño. A los niños de hasta 3 meses les gusta quedarse echados quietos y probar su vista. Se escuchan a sí mismos y sonríen; imitan lo que ven en su mamá. A los niños más grandes, especialmente los que gatean, les gusta tirar las cosas, descubrir el nuevo poder que tienen, y los entusiasma ver la acción y reacción.

Los adultos deberían saber qué tipos de comportamiento deben esperar de sus niños. La observación es crucial. Tome el tiempo para conocer al niño. Sepa qué hace el niño y por qué lo hace. Por ejemplo, si el niño tira el plato de comida, tenga paciencia - no lo tome como algo personal. Más bien vea que el niño está aprendiendo a desarrollarse. El adulto debería saber que el niño hace cosas porque está descubriendo su cuerpo y aprendiendo a existir en el mundo.

Beneficiará mucho a los niños que los adultos sean conscientes de su propio temperamento antes de interactuar con ellos. Esto definirá cómo los adultos reaccionamos ante el niño, y cómo reaccionamos lo afectará: Este es el comienzo de las relaciones. Nunca vemos al niño como algo aislado. Vemos al niño en el contexto de interacciones sociales. Cuando tenemos un niño o cuidamos de uno es importante adaptar nuestras actitudes o reacciones al niño. Los adultos deben conocerse a sí mismos. Si se dan cuenta que les es difícil ser pacientes, deben pedir ayuda. Un ambiente negativo puede llevar a que un niño prefiera no estar en ambientes con otros niños.
Comentario de Proveedores
Minerva Carlos
Minerva Carlos
Madre de dos niños
Siempre me fijo cuándo mi hija está contenta y qué actividades y situaciones la hacen feliz. Observo muy de cerca qué juguetes y qué tipos de juegos la hacen sonreír y la mantienen contenta. También me fijo en las actividades o situaciones que la frustran para poder evitarlas o para ayudarla a lidiar con ellas.
Cristina Villota
Cristina Villota
Proveedora por siete años
Tengo niños que son introvertidos y extrovertidos. Lo que me gusta de mi guardería es que los niños encuentran un lugar que les pertenece, y pueden desarrollarse y crecer sin miedo y a su propio ritmo. Hay niños que son ariscos e independientes y otros que son flexibles. No obligamos a los niños a jugar entre ellos. Más bien, los niños forman sus propios grupos de juego.
Irma Carranza
Irma Carranza
Cuida a su nieta, madre de siete hijos
Tengo dos niñas. Mi nieta de tres años es muy activa mientras que la de un año es muy tímida. A la mayor le gusta enseñarle cosas a su hermana menor. De esa manera, en vez de sentirse dejada de lado, ella siente que es parte del desarrollo de su hermana. Por ejemplo, la de tres años le enseña a la menor a hacer collares con cereales, ¡a pesar de que la menor se los come!

Los Objetos de Transición Actividad del día:
Los Objetos de Transición
El Temperamento Video del día:
El Temperamento
Temas: Desarrollo social y emocional
Vea el índice
Vea más
Vea todos los temas
Foros
Episodios relacionados
Observación y documentación
Temperamento
Calmando a un bebé irritado
La Disciplina y el Temperamento
Recursos
Child Care Aware
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS