Los Niños en Su Casa
Acerca de la serie Contáctenos Glosario Buscar Lr English
Inicio Temas Actividades Recursos Guía de episodios Aprendizaje Activo
Trastorno de Procesamiento Auditivo

RSS
Estimada Alina,
Los doctores me han dicho que mi nieto de tres años muestra síntomas del Trastorno de Procesamiento Auditivo. ¿Qué es esto exactamente?
Dalila Acosta
Consejos de Alina
Alina Rosario
Alina Rosario
Presentadora
  • El Trastorno de Procesamiento Auditivo afecta cómo el niño interpreta lo que oye
  • Consulte a su pediatra o al distrito escolar y pida una evaluación
  • Asegúrese de que su niño reciba el tratamiento necesario
Expert Advice
Verónica Iglesias
Verónica Iglesias
Patóloga del lenguaje y el habla
El Trastorno de Procesamiento Auditivo (TPA) es un déficit en el procesamiento de información que es recibida a través del canal auditivo. Básicamente una persona con TPA tiene dificultad para darle significado o interpretar los sonidos o mensajes que recibe. La persona con TPA escucha la información auditiva apropiadamente, no tiene un problema de audición. Este desorden funciona como cuando escuchamos un idioma extranjero: nuestros oídos escuchan perfectamente bien, pero nuestro cerebro no puede reconocer o procesar la información. Para los adultos, los niños con TPA parecen “distraídos”, especialmente en lugares bulliciosos, “lentos” para entender o interpretar lo que se les dice, y tienen dificultad para seguir instrucciones verbales.

Los Síntomas
Los niños con TPA pueden presentar una serie de síntomas. Los más típicos son:

  • Dificultad para entender lo que se le dice en lugares bulliciosos, o cuando se habla rápido o murmurando
  • Dificultad para seguir instrucciones verbales, especialmente las complejas o que implican varios pasos, “abre tu mochila, saca tu libro y ábrelo en la página 10”. (son instrucciones típicas en la escuela) Dificultad para discriminar (o diferenciar) sonidos y palabras que suenan igual (como “beso/peso”)
  • Dificultad para prestar atención y recordar información presentada oralmente
  • Dificultad para leer o deletrear palabras
Generalmente los niños empiezan a mostrar síntomas cuando entran a la preescuela o a la primaria, pero pueden notarse desde antes. Hay otros tipos de desórdenes presentes en la niñez que pueden tener síntomas similares, como el Desorden del Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHD), autismo (ASD), impedimentos específicos en el habla, discapacidades específicas para el aprendizaje, etc. También es importante señalar que no todas las discapacidades del lenguaje o del aprendizaje se deben a TPA y que no todos los casos de TPA llevan a discapacidades en el habla o en el aprendizaje. Sólo un diagnóstico preciso y cuidadoso puede determinar si el niño tiene TPA.

¿Cómo se diagnostica?
Para diagnosticar el TPA cuidadosamente y con precisión se deben hacer una serie de pruebas que requieren que el niño escuche varias señales auditivas y responda vía repetición, apretando un botón o identificando las palabras que están distorsionadas acústicamente. Las pruebas de diagnóstico no se recomiendan en niños menores de 7 años porque hay una gran variabilidad en el rendimiento de estos niños, posiblemente debido a diferencias madurativas del sistema nervioso.

Los padres, las maestras o los proveedores de cuidado son los primeros en identificar los síntomas relacionados al TPA. Es importante hablar con las maestras del niño para conocer sus logros en la escuela y qué comportamiento tiene. Apenas haya una sospecha de TPA, los padres o maestras deben referir al niño a un equipo apropiado de profesionales.

El diagnóstico de TPA comienza con el audiólogo, quien evalúa las habilidades auditivas del niño y usa pruebas específicas para identificar los desórdenes del procesamiento auditivo. También interviene el patólogo del habla y lenguaje quien evalúa la percepción del habla del niño, y el uso del lenguaje receptivo (comprensión) y expresivo (producción). El patólogo evalúa la articulación de los sonidos y la consciencia fonológica, es decir la habilidad para “manipular” o “jugar” con sonidos de palabras (si dos palabras riman, por ejemplo).

Un psicólogo evalúa las habilidades cognitivas y el comportamiento del niño. Otros profesionales que pueden intervenir son los pediatras u otorrinolaringólogos (oído, nariz y garganta) para evaluar las condiciones físicas del oído.

Tratamientos
El tratamiento de TPA generalmente se focaliza en dos áreas principales. Remediar el trastorno de procesamiento auditivo utilizando actividades específicas que apuntan a mejorar habilidades auditivas. Estas incluyen actividades de discriminación auditiva (por ejemplo poder diferenciar palabras como “poca” y “toca”, “beso” y “peso”), localización del sonido, identificación de sonidos en ambientes ruidosos, escucha dicótica (por ejemplo repetir dos palabras distintas que se escuchan al mismo tiempo en cada oído), y actividades de lenguaje importantes para minimizar el impacto del TPA en la comunicación funcional (por ejemplo vocabulario, gramática, destrezas de expresión oral) y estrategias de uso (medios visuales y repetición de instrucciones) para facilitar el procesamiento del lenguaje.

Minimizar las barreras ambientales o del mensaje mismo. Es importante que el ambiente , tanto en la casa como en la escuela, este libre de “distracciones” auditivas y no-auditivas (ejemplos: ruidos, luces, distancias, etc.). Es conveniente que el niño se siente lejos de las distracciones auditivas y visuales para ayudar fijar y mantener la atención. Resultaría de ayuda un asiento cerca del maestro y lejos de las puertas y las ventanas. Hay sistemas electrónicos que también pueden usarse (FM Systems) que ayudan a que el niño focalice su atención en el hablante y pueda reconocer mejor el habla. El maestro usa un micrófono y el niño unos auriculares que ayudan a escuchar el habla amplificada y en condiciones de silencio.

También es muy importante considerar qué decimos y cómo lo decimos cuando hablamos con un niño con TPA. Modificar el mensaje usando habla clara y lenguaje claro, y usar apoyos visuales, incrementa significativamente las habilidades de procesamiento auditivo. Muchas veces acostumbramos a hablar muy rápido y de esta manera nuestras palabras carecen de claridad y entonces el niño no puede entendernos bien. Al hablar mas despacio, pronunciando bien cada palabra y remarcando las palabras “claves”, permitimos que el niño perciba nuestra habla con mayor facilidad. Además, es importante usar un lenguaje claro y apropiado para facilitar la comprensión. El hablante puede “resaltar” el mensaje repitiendo frases, minimizando el uso de palabras ambiguas, limitando la cantidad de información y acortando el mensaje en secuencias cortas, y permitiendo mas tiempo para pensar la respuesta. Usar apoyo visual también es una estrategia que incrementa las habilidades de percepción y comprensión. El uso de dibujos, fotos, manipulables y demostraciones permite que el niño comprenda más fácilmente lo que se espera de él.
Comentarios de proveedores
Elizabeth Cuevas
Elizabeth Cuevas
Madre de dos niños
Cuando mi hijo tenía 18 meses, íbamos a las clases de “Mami y yo” y mi hijo jugaba con los niños y era bueno. Se volteaba mucho cuando yo le hacía preguntas. Decidí decirle al doctor que mi hijo no estaba procesando lo que yo le decía. Dijo que yo estaba ansiosa y que mi niño estaba bien, pero me refirió a un centro regional

En el centro regional le diagnosticaron primero demora en el habla. Yo estaba insatisfecha y pedí otra evaluación en nuestro hogar. La conclusión fue que mi hijo tenía autismo. Cuando investigué el autismo y el TPA, todo se aclaró.

Acabamos de empezar la educación en casa con un programa enfocado en el juego llamado Son-Rise. Después de una semana, sabía que era exactamente lo que necesitaba. Ellos dijeron que era un programa dirigido a niños que se distraen mucho y que les falta motivación, pero que son muy inteligentes y que necesitan habilidades sociales. Te enseñan a proporcionar una habitación sin distracciones con juguetes en estantes.
Yrma Minaya
Yrma Minaya
Proveedora por 16 años
Para ayudar a niños con TPA, yo modifico el entorno. Tenemos alfombras que previenen el eco, porque los niños con TPA se distraen fácilmente con el ruido de fondo. Apagamos la radio y el ventilador para que puedan concentrarse en las palabras. Nos aseguramos de sentarnos cerca al niño para que nos escuche claramente, y usamos un montón de materiales visuales para ayudarlo a procesar información.

Todos los niños en el centro participan de las mismas actividades. Simplemente nos aseguramos que los niños reciban las instrucciones para las actividades, o cualquier otra información, de manera directa, cara a cara.

Tarjetas de emociones Actividad del día:
Tarjetas de emociones
Trastorno de Procesamiento Auditivo Video del día:
Trastorno de Procesamiento Auditivo
Temas: Necesidades Especiales
Vea el índice
Vea más
Vea todos los temas
Foros
Episodios relacionados
La Pérdida de la Audición
ADD y ADHD
Cómo Abogar por Su Niño
 
©?2007 Televisión comunitaria del sur de California. Derechos reservados.
RSS